1. Le fui infiel a mi novio con mi mejor amiga


    Fecha: 11/11/2021, Categorías: Confesiones Tus Relatos Autor: AdictaATuLeche, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    suavemente su clitoris en círculos durante un rato y cuando sus piernas temblaban y sus gemidos no paraban de subir, metí mi lengua en su coño. Con mi pulgar moviéndose en círculos sobre su clitoris Mary se vino en mi boca con un grito glorioso. 
    Satisfecha de comerle ese precioso coñito. Me dirigí a su culo. Su enorme culo, el fruto de muchas de mis fantasías.
    Le dije que se pusiera en cuatro sobre la cama.
    Le acaricié el culo y le abrí con suavidad las nalgas metiendo mi cara entre ella oliendo. Su culo. Su delicioso culo.
    Frote en círculos mi nariz en su año mientras lo olía. Si ella se hubiese tirado un pedo lo hubiese olido gustosa. Lamí su ano y trate de meterle mi lengua. Cuando logré hacerlo pude saborear un poco de mierda y en vez de molestarme o asquearme me terminó excitando más. Seguí metiendo mi lengua, lamia desde su ano hasta su coño chorreante. Después de un segundo orgasmo de Mary. 
    Fui a la sala por el juguete, me puse el arnés, fue un poco raro pero me gustó.
    
    —Follame Lili, follame.
    
    Me puse entre sus piernas colocando el pene de plástico en su coño y empuje suavemente. 
    Metia
    Sacaba
    Metiaa
    Sacaba
    
    Mary gemía como loca y yo aceleraba mi penetración.
    
    Luego de un rato Mary tuvo otro orgasmo y se quedó acostada boca abajo recuperando fuerzas. Mientras yo abría sus nalgas de nuevo y empezaba a oler su culo.
    
    Ahora mi novio se fue y Mary ha estado viviendo conmigo mientras. Es delicioso, comerle el coño y el culo cuando quiero es lo mejor del mundo. Si, tener la cara en culo de Mary se convirtió en mi adicción, me encanta su culo, como huele, como sabe, como se siente. Es delicioso.
    Luego de unos días me dejó follarle ese precioso culo, pero eso ya será otra historia.
    
    
    Espero le guste.
    
    En mis siguientes historias les mostraré ese hermoso culo y coño para que disfruten de él tanto como yo.
    
    Una lamida polla, bye
«12»