1. Mi madre es una pinche güila


    Fecha: 06/10/2018, Categorías: Sexo con Maduras Voyerismo Tabú Autor: Arandirelatos, Fuente: xHamster

    es esto?! ¡Viridianaaa...! —gritó con voz colérica.Y es que lo primero que había podido notar, en la media luz que bañaba el lugar, eran las nalgas desnudas de su hija. Aquellas turgencias estaban siendo manoseadas mientras su espalda se arqueaba con inequívocos movimientos de entrega sexual. El encendido cuerpo de su hija estaba a punto de abrirse al varonil semental.Pero pese hallarlos semi-desnudos, despojados de lo más principal de sus prendas (ella vestía sólo la blusa y él, bueno, tenía los calzoncillos aún pero con todo el falo saliéndosele de ellos), Ana María tuvo la fortuna de frenarlos a tiempo (la pareja aún no se había unido en franca cópula sexual).La m*****a madre lanzó una serie de improperios al joven hombre, quien tuvo que marcharse, mientras que su hija se colocaba las pantaletas nerviosa y torpemente.En cuanto se halló sola con su hija, Ana María la regañó hasta el hartazgo.—¡No lo puedo creer Viridiana! ¡¿Cómo fuiste capaz de...?! O sea, te ves sola en casa y metes a un cualquiera que...—¡Pero no es un cualquiera mamá, Tulio es mi novio y lo que hacíamos es lo más natural! —gritó Viridiana, defendiendo sus derechos.—¡Novio! Pero si... ¡Si todavía eres una niña Viridiana! —le reprendió su madre.—¡Yo ya no soy una niña mamá!—¡¿Ah, no?! Y cómo me explicas tu imprudencia. Ni siquiera iban a usar condón, ¿verdad?Sin poder articular palabra, Viridiana trató de responder asintiendo nerviosamente con la cabeza, pero su mamá hizo caso omiso.—Yo no se lo vi ...
     puesto —dijo Ana María con cierta malicia en la mirada.Las palabras de Ana María hicieron que Viridiana tomara consciencia. Su madre había visto a su novio con toda la pinga de fuera, colgándole tan larga cual era y sin nada que la cubriera. Viri calló mientras revivía la escena con vergüenza.—Además, ¿cuántos años tiene tu novio? ¿Va a la misma escuela que tú? ¿Eh? ¿Es del mismo grado? O me vas a decir que es de otro colegio —dijo Ana María en tono sarcástico.Viri, indignada, guardó en el silencio las palabras que tanto ansiaba gritar.Cuando entró a su recámara, tras el sermón recibido, azotó la puerta con un coraje que apenas reflejaba un poco del total que resguardaba en su interior.Era el colmo. ¡¿Cómo era posible?, qué descaro! Su madre regañándola por estar con su novio,¡¡¡su madre!!! Después de... de lo que ella misma había hecho en su propia casa.Viridiana se echó sobre su cama y con la almohada ahogó lo que tanto quería gritar:—¡¡¡Mi madre es una pinche güila!!!Tras un llanto des ahogador, Viridiana se quedó sin fuerzas y se durmió.Así le vinieron imágenes pesadillantes:Su madre, con una sonrisa endemoniada, que evidenciaba por demás su carácter, estaba chupándole el sexo a un joven mucho menor.Cada que la boca dejaba la punta del grueso vergón, Viridiana podía atestiguar el brillo en el glande dejado por la saliva de su propia madre.Luego, Ana María ofrecía su raja vaginal a la boca del chico a quien seguía lamiendo.Posteriormente, podía ver a su progenitora siendo ...
«1234...7»