1. Escapando hacia el deseo


    Fecha: 15/04/2019, Categorías: Erotismo y Amor Control Mental, Autor: DolceCaroline_, Fuente: CuentoRelatos

    Hacía una semana que no se veían. Nadia no había podido contactar con Martín, imaginó que tendría el teléfono estropeado, pero esa excusa en estos tiempos que corren carece de valor, existen varios medios para poder comunicarse si uno lo desea. Nadia no había dejado de pensar en su último encuentro con él. La imagen de su rostro le perseguía allá donde fuera, no podía olvidarse de su mirada peculiar, lasciva a la vez que tierna, él la había matado de placer en cinco ocasiones diferentes y una víctima jamás olvida la cara de su asesino. Esa noche de sábado Martín salía de fiesta; Nadia sabía de sus actividades porque la publicación en Facebook de uno de los amigos de él, le había revelado su próxima localización, ella sin dudarlo convenció a cuatro amigas para crear un encuentro de lo más casual en la misma orquesta. Decidió ponerse un mono elegante y atrevido; Destacaba por su pronunciado escote y le acentuaba las marcadas curvas que la definían: sus voluminosos pechos, su cintura pequeña y sus nalgas considerables. Sabía que probablemente provocaría deseo y fascinación en más hombres y le encantaba esa idea, aunque solo estaba dispuesta a seducir y cautivar a Martín, su objetivo inicial era mostrarle sutilmente que era un foco de miradas y ella podía esta con quién quisiera, sin embargo, su meta final era que Martín terminara entre sus sábanas, reflejado en los espejos de su habitación, a la par que le mostrara la puntería de su dardo en la rasurada diana que le había ...
     preparado. Cuando lo encontró entre la multitud le regaló su mirada desafiante, segura y una media sonrisa. Martín sabía que ella iba a acudir a buscarle, pero fingió estar sorprendido con su contacto visual, mostró a través de una gran sonrisa la grata coincidencia. Se acercó a ella rápidamente y le susurró al oído: -Estás preciosa. -Toda la semana he estado así. -Le reprochaba ella, sin prestarle demasiada importancia. -¿Me has echado de menos? -Le decía buscando su mirada. -Para nada, ¿Por qué iba a hacerlo? -Le atacaba con desprecio. -Princesa no engañas a nadie, te ha molestado que tuviera el teléfono apagado toda la semana. -Le sonreía mientras le tocaba la barbilla, esperando que Nadia le dedicara una simple mirada. -¿Apagado? Pensaba que lo tenías roto. -Se giraba Nadia sorprendida y le observaba fijamente. -Eres una caprichosa y estás acostumbrada a tener a quién quieres, entonces te cansas y vas a por otro, yo me quiero diferenciar de todos esos pagafantas que te siguen y no quiero aburrirte, por eso decidí apagar el teléfono, para tenerte pensativa e inquieta, justamente lo que he conseguido ¿O me equivoco? -Continuaba con esa sonrisa preciosa congelada. -Pues claro que te equivocas, ni soy caprichosa, ni me aburro cuando alguien me gusta de verdad, no he pensado en ti, tú no me gustas nada. Que sepas que has hecho el idiota con tu estúpido plan del teléfono porque no has hablado conmigo, ni con nadie. -Ha valido la pena la desconexión, créeme, jajajaja, tendrías que ...
«1234»