1. A mi hijo le gustaba la verga de su profesor de primaria


    Fecha: 13/08/2019, Categorías: Gays Tus Relatos Autor: El Pibe , Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    profesor se limitaba a empujar la cabeza contra su cuerpo con la mano, de alguna manera mi nene se metía un buen pedazo de pito, lo suficiente para que el maestro empezara un mete y saca.
    
    El muy cabron empujaba sin ningún cuidado su cadera haciendo que su vergota golpera la garganta de mi hijo y el chico se fuera hacía atrás casí cayendo, varias veces vi que el pequeño perdía el equilibrio por el golpe de la verga dentro de su boca, en una de esas se hiba a caer, salió de su boca el pito lleno de babas, el profesor lo agarró de los cabellos, le restregó su verga en la cara y limpio la baba de su verga con el rostro del chico, lo estaba golpeando en la cara con su verga, y mi hijo en vez de evitar los golpes trataba de meter más su carita para chupar los huevos
    
    Para esto el profesor se puso de pié, con sus dos manos sostenía la cabeza de oscar para cogerse esa boquita sin ningún trabajo, el que estaba incómodo era mi hijo, sobre el escritorio se veían unos cuadernos abiertos y un pedazo de sandwich que el maestro no se terminó de comer, yo estaba super exitado, mi verga no ppdía estar más dura, sentía un poco de culpa por exitarme con eso y algo dentro de mí decía que debía detener al cabron del profesor, si lo hacía, metería al maestro en problemas gravisimos y al niño lo dejaría traumado, era obvio que no era la primera vez que lo hacía, no importaba lo que le dijera, le gustaba mucho mamar y siempre buscaría la forma de hacerselo a algun otro vato.
    
    Mi hijito se ...
     veía hermoso, con su uniforme impecable, el cabello café claro quebrado, su piel de terciopelo y carita divina, el maestro parecía más bien un albañil, regordete, feo, con pantalón de mezclilla y una enorme verga casí negra, si nos compararán yo sería una hombre muy guapo y ese maestro el simio mas asqueroso.
    
    Estando de pié fue aún más salvaje, la metía y sacaba bruscamente de la boquita de Oscar, en un momentó la hundió bastante, por la cara del maestro deduje que se estaba corriendo mi hijo parecía ahogarse y en vez de quitarse le trataba de acariciar las piernas y nalgas con sus manitas.
    
    Cuando terminó el maestro y la sacó se veía más flácida, Oscar quería seguir chupando pero el maestro lo empujó apartandolo, de nuevo Oscar quiso hacerlo y el profesor lo sacudió agarrandolo de los cabellos, no se que le dijo con cara aun mas de desprecio y lo aventó tirandolo al piso. Esta acción hizo que de golpe perdiera mi erección, el muy desgraciado todavía que recibía la mejor mamada de mi angelito lo golpeaba, yo nunca le había pegado.
    
    Me acerqué a la puerta furioso a romperle toda su madre al pendejo, toqué muy fuerte, no se abría, lo pensé un poco y decidí vengarme de otra manera, finalmente abrió Oscar, el maestro estaba sentando fingiendo que revisaba unas cosas, olía a manzana, era un aromatizante, todo estaba muy planeado, le dije a mi hijo que agarre sus cosas, que nos ibamos a casa, al maestro no quise dirigirle la palabra pero tenía que vengarme, nadie hiba a tratar ...