1. Yo fui una babysiter ninfomana de barrio


    Fecha: 01/12/2017, Categorías: Intercambios Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    en mi boca, despertó un hambre salvaje que casi no había conocido antes, pero que no podía esperar para satisfacer.Para ese entonces, él estaba cogiendo mi cara con cortos y fuertes golpes, pero a mí me encantaba y quería más. Lo recibía en cada embestida tanto como podía, pero yo la deseaba toda, imaginandome que lo que él estaba cogiendo era mi caliente y húmeda concha. Su gran pene se deslizaba dentro y fuera de mí mientras los ruidosos y húmedos sonidos ocupaban nuestros oídos. Dick respiraba fuerte y presionaba mi cara tanto que mi nariz estaba contra el hueso de su pelvis. Mi lengua recorría toda su pija, sintiendo su pulsante vena presionar mi mejilla. Yo no podía siquiera tocarme el clítoris, estaba tan excitada por esta aventura prohibida!Las manos de Dick sujetaban mi cabello, pero yo mantenía su pene en lo profundo de mi boca, esperando ansiosamente que brotaran los chorros calientes de leche que podía sentir que se formaban en sus testículos, Luego sentí las calientes, húmedas y viscosas descargas. Mamé fuerte mientras estrujaba sus pelotas hinchadas con semen y trataba de extraer las últimas y preciadas gotas y degustar su delicioso sabor.Para mi entera sorpresa, después de esto comencé a acabar. De todos los tipos a los que se las había chupado, ninguno me había dado nunca antes un orgasmo, al menos no sin comerme como yo lo había estimulado a él recién. Mi vagina se contrajo una y otra vez, enviando olas de placer a través de todo mi cuerpo. Saqué mi mano de ...
     la concha y la sostuve en la pija de Dick como si me aferrase a la vida misma, respirando jadeante a través de mis fosas nasales mientras las últimas gotas de leche llenaban mi garganta y me las tragaba.Para entonces ya me había calmado lo suficiente como para dejar que la pija de Dick se librara de mi asidero, pero aún me aguardaba otra sorpresa. Podía sentir mi respiración, había chupado lo último de su leche y había abier to los ojos. Parada en la entrada estaba Kathy, la esposa de Dick! Dick la vió al mismo tiempo que yo y su cuerpo se tensó mientras yo saltaba hacia atrás, lista para cualquier cosa.Kathy no dijo una palabra mientras se acercaba hacia nosotros. Yo ya estaba parada, alisando mi pollera y buscando un lugar donde esconderme, cuando Kathy puso sus manos en mis hombros y me miró profundamente a los ojos. " Esto no puede ser lo que yo imaginé que era, verdad?, tuve mi primer pensamiento mientras sus manos tocaban mis hombros. Una parte de mí pensaba que seguramente la mujer me iba a estrangular en ese instante, mientras que la otra parte sen tía un extraño hormigueo en la espalda.Por un momento me tensé, luego me relajé, mientras las manos de Kathy me tocaban y presionaban las tetas. Me encontré besandola, lenta y profundamen te, su lengua indagaba la profundidad de mi boca, produciendo calor en nuestros cuerpos, hasta la pasión total. Ambas presionabamos fuertemente a la otra, uniendo las vaginas mientras nuestras lenguas se entrelazaban desvergonzadamen te ...
«1234...8»