1. Yo fui una babysiter ninfomana de barrio


    Fecha: 01/12/2017, Categorías: Intercambios Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    sin compasión. Kathy estaba fuera de sí debido a la tensión y a la expectativa del climax que aumentaba dentro nuestro. Ella estaba retorciendose por toda la cama tan enloquecida que yo no sabía si podía manejarla todavía lo suficiente como para encontrar su dulce concha y comersela un poco más. Pero cuando la encon tré, su estremecedor climax parecía desatar el mío y me corrí por los bordes de a chorros. Mi concha se amoldaba convulsivamente alrededor de la pija de su esposo, que arremetía contra mí y entonces sentí que dentro de mí brotaba algo con mucho ímpetu, rociando mi interior con semen. Kathy gemía estupidamente, agitando los brazos mientras acababa, y su esposo vaciaba su carga en mí. Por mi parte, todos mis músculos y mis articula ciones habian practicado mientras el golpeteo de Dick se había repetido unas diez veces. Los tres acabamos casi al mismo tiempo, un retorcijo mental, una explosión estrepitosa de huesos, que nos dejó fatigados y exhaustos. Dick lentamente se deslizó fuera de mi concha y nos envolvimos en un ...
     montón de brazos y piernas deseosos, sobre la colcha. Ninguno de nosotros habíamos tenido la oportunidad de pensar sobre la noche anterior, pero Kathy luego me explicó que ella había estado disfrutando actos lésbicos con algunas de sus amigas durante algún tiempo y que había estado poniendo a un extraño en su matrimonio. Ahora que nosotros habíamos establecido un trío, y que ella me podía compartir con Dick, se sentía mucho más feliz y más segura con respecto a su matrimonio. Probablemente, como habrán adivinado, los tres continuamos viendonos bastante en las semanas y meses subsiguientes. Desde aquella vez, siempre que cuidé bebés, me he dedicado afanosamente a la actividad en tríos. Curiosamente, me sentiría culpable teniendo sexo única mente con un miembro de la pareja matrimonial. En estos días, con frecuencia presto servicios para cuidar bebés a parejas que ni siquiera salen!.Simplemente nosostros nos 'quedamos en casa' con las vaginas, los brazos y los genitales de cada uno. Con estas magnificas sesiones, quien desea ir al cine? 
«12...5678»