1. MI SOBRINO, MI AMANTE


    Fecha: 21/01/2022, Categorías: Confesiones Tus Relatos Autor: GISELA, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    Lo que voy a relatar no es una historia de ficción, es mi propia historia contada en primera persona. Solo alteré los nombres de las personas involucradas en este relato ante la posibilidad de herir susceptibilidades de algunos familiares que pueden llegar, por casualidad, a leer este relato. Dicho esto me presento, me llamo Gisela, tengo 36 años, soltera y hace un tiempo vivo en pareja con mi sobrino Beto de 19. El no es hijo biológico de mi hermana mayor y su pareja, ellos lo adoptaron, pero antes de comenzar con el inicio y los detallesd de esta historia voy a contar algo sobre el contexto familiar para que entiendan, o en su defecto realicen una crítica, porque que me llevó a tomar semejante decisión de elegir a un miembro de la familia para tener sexo y finalmente convivir en pareja. Espero no aburrir ya que muchos entran a esta pagina a consumir mucho morbo y esperan que los relatos tengan un contenido, de principio a fin, rico en cuestiones sexuales, si bien mi historia reúne en partes esta condición, creo que lo más interesante y morboso para el lector es que este relato es 100% real. Seguramente habrá mucha gente que vivió, vive o está a punto de vivir situaciones como esta o parecidas de tirarse a alguien de la familia, pero deben saber que si no se actúa con inteligencia, astucia y madurez casi siempre estas historias tienen un final no muy feliz.
     Mi hermana adoptó a Beto pero ellos nunca le prestaron demasiada atención, en aquellos años cuando Beto era un ...
     niñito yo vivía en la casa de mis padres junto a mi hermana mayor y su pareja, y era yo quien lo atendía y cuidaba, pasé a ser su tía preferida y además su confidente cuando entró en la pre adolescencia. Cuando Beto cumplió 14 años yo me fui a vivir sola. No me avergüenza decirlo, pero pasé de trabajar como cajera de un supermercado a vivir como una mujer acomodada en un barrio privado, rodeada ciertos lujos, y un buen automóvil para moverme. La razón de este cambio de vida fue que logré ligar con un empresario y comencé un amorío clandestino, para ser directos me convertí en su puta predilecta.  Cansada de trabajar horas mal pagas decidí usar mis atributos físicos para tener un buen pasar, fue entonces que me crucé con Héctor, un tipo sesentón en busca de una mujer con la cual pudiera dar rienda suelta a sus deseos y fantasías. Durante 3 años prácticamente me alejé de la familia porque ellos criticaron la decisión de ser la amante de un señor mayor casado. Solo me seguía contactando por WhatsApp o chat con Beto, con él era diferente, teníamos un “feeling” especial, nos contábamos todo, entre nosotros no había secretos, había también una cuestión generacional, él y yo solo nos llevamos 18 años, el resto de mis hermanas son mayores, me llevan muchos años de diferencia. Meses antes de cumplir los 18 Beto llamó llorando y me dijo: “Gisela (nunca me decía tía), mis padres no me quieren, me rechazan, me tratan mal”. Él me contó, desde que me fui a vivir sola, la relación con sus padres ...
«1234...»