1. MI SOBRINO, MI AMANTE


    Fecha: 21/01/2022, Categorías: Confesiones Tus Relatos Autor: GISELA, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

    se fue deteriorando, es más, en un momento durante una discusión, cruelmente le dijeron “tu no eres nuestro hijo, te dimos un hogar porque tus padres te abandonaron, y si estás en desacuerdo con nuestra crianza vete a vivir con la puta de tu tía Gisela que siempre te apañó”. Apenas me dijo esto subí al carro y fui furiosa e indignada hasta la casa de mi hermana y le dije: 
    “Me dan vergüenza, tú y tu patético esposo, lo crueles que son con Beto, él no se merece esto, es un buen chico, yo seré una puta como tu dices, pero a pesar de tener un amante comencé a estudiar porque quiero mejorar mi calidad de vida y no depender siempre de entregar mi cuerpo a un hombre que podría ser mi padre, trato de manejarme en la vida tratando de superarme, algo que tú y tu esposo jamás lo harán porque son unos mediocres. Beto no los merece, dile que haga sus valijas y que venga a vivir conmigo, yo no tengo problemas de criarlo, ya lo hice por años en tu lugar, mientras tú y tu esposo salían de parranda por ahí”. 
    Y así fue, hablé con Héctor y le dije que mi sobrino se iba a vivir conmigo, él fue muy comprensivo y no tuvo inconvenientes en aceptarlo. Cuando se había cumplido un mes que Beto vivía en casa tuvimos un accidente automovilístico con mi amante y casi nos matamos. Yo estuve internada casi un mes y Beto no se separó de mi un solo instante. Cuando me recuperé la relación con mi amante terminó, su esposa se enteró debido a que el accidente trascendió en los medios locales y todo el ...
     mundo se enteró que yo iba en ese carro con Héctor, para colmo cuando sucedió el hecho yo iba prácticamente desnuda dentro del carro mamándole la verga a mi amante, y cuando llegaron los bomberos yo estaba inconsciente, desnuda y hasta con semen en la boca, un escándalo. Fue entonces que él decidió alejarse definitivamente para evitar el divorcio, no obstante me dejó una linda casa y un buen auto a mi nombre. Ante ese panorama, Beto me alentó y dijo: 
    “Gisela no te preocupes, esta casa es demasiado para nosotros, no necesitamos tanto lujo, ponla en venta y compremos un departamento menos costoso, también el carro, véndelo y compra uno mas económico, yo voy a conseguir un buen trabajo y a mantenerte mientras tu terminas los estudios y logras recibirte”. 
    Sus palabras tan sentidas me derritieron, no podía creer que un muchacho de apenas 18 años asuma semejante compromiso y demuestre tanto amor verdadero por mí. Con la firmeza y seguridad que lo dijo me dio a entender que yo significaba demasiado en su vida y que estaría dispuesto a hacerme feliz a cualquier precio. Por sus expresiones y su forma de tratarme empecé a sospechar que Beto sentía cosas mucho más profundas por mí. Hablé con mi ex amante y le pedí un último favor, que le consiga un buen trabajo a mi sobrino en una de sus empresas que yo desaparecería definitivamente de su vida y que en el futuro no le traería ningún compromiso ni le reclamaría nada más. Por suerte Beto logró entrar con un buen sueldo en una de sus ...
«1234...»