1. La Historia de Lena (Parte 1)


    Fecha: 28/07/2018, Categorías: Humor sexual, Sexo con Maduras, Tabú, Autor: juanmanueltercero, Fuente: xHamster

    Amigos, como lo prometido es deuda, y como más vale tarde que nunca, aquí les cumplo con la Historia de Lena. Para quienes ya leyeron el relato TÍA MARTA, mi compromiso de este nuevo relato y el personaje de esta historia ya son conocidos. Para quienes no lo han leído, rápidamente menciono algunas características de ella: mujer de 45 años aproximadamente, estatura media para Latinoamérica, piel morena, atractiva, lo más llamativo de su cuerpo es un trasero formado por dos nalgas redondas, amplias, respingadas y firmes para su edad, y que para caminar lo mueve de manera sensual y provocativa. Es hablantina, alegre, vivaracha y muy sincera para hablar. Como ella misma dice, desde niña con especial gusto por sentir entre las piernas un buen miembro masculino, la calentura sexual es una constante en ella. La conocí porque es muy amiga de mi tía Marta.Esta historia me la relató en casa de mi tía, cuando, literalmente, me enseñó a follar a las chicas por el trasero. Conforme la fui escribiendo ella me fue corrigiendo y ampliando los datos. En buena parte de este relato es ella quien habla:Nací y crecí en un hogar compuesto por mis padres y dos hermanos, yo era la más pequeña. Mi hermano Pedro era 3 años mayor que yo. Y mi hermano Hugo 2 años mayor que yo. Nuestra casa era relativamente grande: en el primer nivel tres habitaciones juntas, una para cada uno, la mía en medio.Cada una con puerta hacia el corredor principal y también con puertas internas entre las habitaciones. La ... mía era la de en medio para que mis hermanos me cuidaran, según determinaciones de mi padre. Cuando nos peleábamos o sencillamente deseábamos privacidad, cada quien ponía cerrojo a su habitación. Mis padres tenían su cuarto en el segundo nivel, obviamente más grande y cómodo.Considero que aquel era un hogar normal, aunque ya irán conociendo a mi gente a través de esta historia. Bien, aunque la historia se circunscribe a mi vida sexual, ya irán pensando que tan normales o alocados éramos…En los primeros años, todo parecido a la mayoría de hogares… alguna vez observé a mi padre orinando, otras veces permitía bañarme con él; con frecuencia me iba a meter a la cama de mis padres, él dormía con bóxer bien holgado, de tal manera que los contactos de mi cuerpo con los genitales de él ocurrían algunas veces y de manera totalmente natural, igual con mi madre.Con mis hermanos las típicas preguntas ¿Por qué yo no tengo pene como ellos? Las inevitables burlas de ellos cuando competíamos para saber quién orinaba más lejos. Lo divertido que era verlos intentar orinar sentados… Los tres compartíamos todo, incluido el baño o servicio.Desde pequeña fui traviesa, curiosa, y hablaba con todos y de todo, casi sin parar…Pienso que a partir de los 7- 8 años comenzaron ciertas ideas y sensaciones en mí, que antes no tenía.Primero me llamaron la atención las caricias amorosas entre mis padres, ellos eran discretos por no reprimidos…Más o menos por esa época cobré conciencia del tamaño del pene de mi ...
«1234...11»